¿Usás el celular en el baño? Mira que consecuencias puede causar


Una de las costumbres más comunes y que muchos no admiten, es llevarse el celular al baño. Claro, hay personas que pueden pasarse más de 40 minutos sentados en el excusado mientras chatean o juegan cualquier cosa. Sin embargo, esta costumbre no es nada saludable, y es que al hacerlo, todas las bacterias y gérmenes que tienes en las manos se van directo a la zona donde tengas contacto con la piel.
En primer lugar; las malas noticias… Usar el celular mientras estás en el baño aumenta tu exposición a gérmenes como la salmonella, E. coli y C. Difficile, lo que hará que te enfermes muy seguido.
No necesitas no lavarte las manos y tocar el teléfono para contaminarlo. Basta con quelo dejes a lado de donde estás para que el teléfono se llene de bacterias y gérmenes.  Y ojo, seguro pensarás que no pasa nada porque son tus gérmenes pero no eres el único que entra a ese baño y bueno, básicamente podrías encontrarte con gérmenes de otras personas al ras del inodoro.
Los investigadores revelaron que los niveles de contaminación varían ampliamente dependiendo de dónde está el baño. Una pequeña oficina puede no ser un gran problema pero, un hospital o de algún sanitario público, pueden estar llenos de cosas que ni te imaginas.
Las bacterias y los gérmenes se transmiten por contacto, pero esta no es la única forma de contagio, ya que se encuentran en el ambiente, otra de las razones por las que no debes dejar tu cepillo de dientes cerca del excusado. En teoría, al jalarle al baño salen pequeñas gotitas de agua que aterrizan en las superficies cercanas, por lo que es recomendable bajar la tapa antes de jalarle.
Debes saber que los gérmenes pueden permanecer en tu teléfono hasta dos días, por lo que con el uso prolongado del móvil, seguirás contaminándote.
“Los teléfonos se calientan un poco, dándole a las bacterias un ambiente cálido y agradable. Si la gente come cosas dulces y después manipula el teléfono, está dándole un mejor hogar a las bacterias”,dijo el Dr. Ron Cutler.
Si sigues pensando que son tus gérmenes y que es imposible que te enfermes con tus propias bacterias fecales, preocùpate cuando le prestes el celular a alguien más o incluso, que alguien más te preste su celular…
Así que, básicamente, si quieres olvidarte de todo lo anterior: No lleves tu cel al baño, lava bien tus manos y sécalas antes de manipular tu móvil.
Fuente: SDP noticias.