6 beneficios que las remolachas le aportan a tu salud


El jugo de remolacha nos ayuda a mantener el rendimiento físico mejor que cualquier bebida energética. ¿Sabías, además, que sus hojas contienen más hierro que las espinacas?
La remolacha o betabel es un alimento muy antiguo que originariamente se cultivaba en las costas del norte de África, Asia, y Europa, aunque actualmente se encuentra casi que en todo el mundo. En un principio, lo único que se aprovechaba de esta hortaliza eran sus hojas pero, más tarde, se empezó a cultivar la raíz deremolacha roja y dulce, que hoy en día hace parte de muchos platos de la cocina del mundo.


En la actualidad, la remolacha es utilizada como una fuente para la producción de azúcar, pero muchas personas no tienen ni la menor idea de que la están incluyendo de una u otra forma en sus dietas. Más allá de ser una fuente de azúcar natural, la remolacha es un alimento con una riqueza nutricional muy importante que le aporta increíbles beneficios a la salud cuando se consume regularmente. ¿Conoces las bondades de las remolachas?

Bajar la presión arterial alta

El consumo de jugo de remolacha podría ayudar a reducir los altos niveles de presión arterial en cuestión de horas. Este beneficio podría deberse a sus nitratos de origen natural, que al llegar al organismo se convierte en  óxido nítrico. El óxido nítrico, a su vez, contribuye a la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y contribuye al control de la presión arterial.

Mejorar el rendimiento físico


Antes que recurrir a bebidas energéticas para mejorar el rendimiento físico se debería consumir un vaso de jugo de remolacha, que es completamente natural y ofrece un beneficio similar. El jugo de remolacha podría actuar como un impulso energético para el cuerpo, gracias a la conversión de nitratos en óxido nítrico, que ayuda a reducir el impacto del ejercicio en el cuerpo, mejorando la resistencia a los ejercicios de alta intensidad. En un estudio se evidenció que las personas que bebieron jugo de remolacha antes de hacer ejercicio tuvieron un rendimiento de hasta 16% más en comparación de quienes no lo bebieron.

Combatir la inflamación

La remolacha es una fuente importante de betaína, un nutriente capaz de proteger  las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental. Además, le da a este alimento un importante poder antiinflamatorio que puede proteger los órganos internos, así como mejorar los factores de riesgo vascular y prevenir diferentes enfermedades crónicas.

Desintoxicación del cuerpo



Esta hortaliza contiene unos pigmentos conocidos como betalin, que apoyan el proceso de desintoxicación Fase 2 del organismo, que es cuando las toxinas divididas se unen a otras moléculas para poder ser eliminadas. También contiene importantes nutrientes y antioxidantes, capaces de combatir la acción de los radicales libres, y esenciales para depurar órganos vitales como el hígado, los pulmones y la sangre.

Fuente de minerales y fibra

El jugo de remolacha es una recarga para las defensas para el organismo gracias a su alto contenido de vitamina C, fibra y minerales:
  • Contiene potasio, esencial para la salud de los nervios, la función muscular y un corazón sano.
  • Es rico en manganeso, que es fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.
  • Es fuente de folato de vitamina B, que ayuda a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

Tiene propiedades anticancerígenas

Varias investigaciones han encontrado resultados positivos en el consumo de la remolacha para la prevención del cáncer. De acuerdo con estos estudios, podrían ser los fitonutrientes, que le dan el particular color rojo a las remolachas, los responsables de este beneficio. Los resultados de varios estudios llevados a cabo con animales arrojaron que el extracto de remolacha reduce las formaciones tumorales cuando se administra con agua potable. Así mismo, se han encontrado resultados positivos en el tratamiento contra el cáncer de páncreas, mama y próstata en los humanos.

Consume también hojas de remolacha



Las hojas verdes de la remolacha suponen una parte muy importante y rica en nutrientes de esta hortaliza. Estas contienen proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, además de vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. De hecho, las hojas de esta planta contienen más hierroque las espinacas, así como una fuente nutricional muy importante. Entre los beneficios de su consumo regular encontramos:
  • Podría prevenir la osteoporosis al aumentar la resistencia ósea.
  • Previene y combate la enfermedad de Alzheimer.
  • Estimula la producción de anticuerpos y glóbulos blancos, fortaleciendo el sistema inmunológico.
Estas hojas se pueden incluir en batidos, jugos, ensaladas o diversas preparaciones con verduras.