Las personas que se tiran "PEO" junto a su pareja tienen una relación más duradera


Al hacer cosas ridículas en pareja, los lazos afectivos toman fuerza y beneficia mucho a la relación. Esto es lo que ha confirmado Leah DeCesare, quien publicó un artículo en el portal cibernético Family Share, donde relata la primera vez que se tiró un pedo (gas estomacal o flatulencia) junto a su marido.
Leah e sla autora del libro ‘Naked Parenting: 7 claves para criar niños con confianza’, ella afirma que en un matrimonio sólido reina el sentido de seguridad, aceptación, honestidad y libertad compartida e individual.
La mujer se casó con 20 años y actualmente es madre de 3 niños, lleva más de 10 años dedicada al estudio de la relaciones en pareja. Afirma: “Con todo el tiempo que llevamos casados mi esposo recuerda el primer pedo que me tiré frente a él. La acción cambió nuestra relación para siempre. Él cuenta la historia de ese momento con mucho entusiasmo y asegura que en ese momento supo que iba a estar casado conmigo por siempre”.
Reconoció que la primera vez fue accidental ya que siempre intentaba evitarlos: “Tan pronto crucé esa línea intima le di permiso para que él se tirara todos los pedos posibles delante de mí. Esto podría convertirse en una tortura en ocasiones, pero lo cierto es que me da la oportunidad de apreciar mi libertad dentro de la relación y me da licencia para ser yo misma hasta en los detalles más pequeños”.
La autora afirma que los pedos son compartidos más fácilmente por los hombres pero entre las mujeres también debería ser una buena práctica: “Las mujeres tratan de ocultarlo más que los demás, pero con nuestro maridos debemos dejarlos salir sin problemas. Las invito”.
Retener los gases es una practica poco saludable: “Compartir un pedo es tan normal como reír, girar la cabeza y llorar. Porque no compartirlo con la pareja”.
El Dr. Oz, experto en la materia, afirmó que biológicamente aguantar un pedo causa dolores abdominales y puede desencadenar cólicos: “Es un hecho científico que las mujeres y los hombres pasan la misma cantidad de gas en un día – casi medio litro. (Se va a tener que salir en algún momento)”.
Además, resaltó que los pedos en pareja demuestran una gran confianza y un fortalecimiento de la misma: “Al fin y al cabo juraron amor en las buenas y en las malas. Haga de su matrimonio uno perdurable, constante y completo. Tenemos que ser honestos”.