Hoy se conmemora el 155 aniversario del fusilamiento del patricio Francisco del Rosario Sánchez



Santo Domingo.- Hoy, 4 de julio,  se conmemora el 155 aniversario  del fusilamiento del padre de la patria Francisco del Rosario Sánchez.
Del Rosario Sánchez, nació en Santo Domingo el 9 de marzo de 1817,  destacado como un hombre con grandes valores patrios, honesto, valiente, temerario e ingenioso llegó a convertirse en la cabeza durante la fase final del movimiento independentista debido a la ausencia de Juan Pablo Duarte y a su liderato,  proclamando la independencia en la Puerta del Conde el 27 de febrero de 1844.
Muchos historiadores  aseguran que a Francisco Del Rosario Sánchez, no le gustaba utilizar el apellido de su padre (aunque firmaba con ambos), puesto que este no lo reconoció como hijo legitimo, es por esto que  algunos nombran al  patricio  como  Francisco Sánchez del Rosario, porque su padre se llamó Narciso Sánchez lo que motiva a dichos historiadores, a utilizar las reglas de los apellidos que dice que el apellido del padre siempre va delante y el de la  madre luego, esta se llamó Olaya Del Rosario.
Su convicción a favor de la libertad del país lo llevó  a oponerse a las gestiones anexionistas de Pedro Santana, lo que le costó varios exilios.
En  1859  fue apresado y posteriormente desterrado por tercera vez.  Se trasladó a Saint Thomas y desde allí comenzó, sin recursos económicos, su lucha contra la anexión de la Patria. Viajando luego hacia Haití en busca de ayuda del presidente  Guillaume Fabre Nocolas Geffrard.
Geffrard bajo presión española, ordenó que Sánchez y otros dominicanos salgan de territorio haitiano, pero después, frente a la evidencia de los hechos, autoriza su regreso y le promete ayuda a Sánchez.
El 20 de enero de 1861, Sánchez publica su manifiesto en el cual afirma, frente a sus enemigos: Yo soy la bandera nacional. Dos días después, el 22, se integra en Curazao bajo su dirección la Junta Revolucionaria organizadora de la Revolución de la Regeneración Dominicana.
Proclamada la anexión a España el 18 de marzo por Pedro Santana y luego de que el 2 de mayo se produjera en Moca el levantamiento de José Contreras, Sánchez inicia su invasión a territorio dominicano el 1ero de junio de 1861.
Traicionado y emboscado, el patriota dominicano fue hecho prisionero y juzgado por órdenes de Santana. En un juicio sin autoridad legal fue condenado a muerte, asumiendo la responsabilidad de todos los hechos y pidió clemencia para sus subalternos.
Francisco del Rosario Sánchez murió fusilado el 4 de julio de 1861 a las cuatro de la tarde, en el cementerio de San Juan de la Maguana y sus restos reposan en el Mausoleo del Altar de la Patria junto a los  otros  dos patricios: Juan Pablo Duarte y   Ramón Matías Mella.