Oposición venezolana acusa a Danilo Medina de negociar a favor del Gobierno de ese país

Se oponen a que el diálogo se realice en República Dominicana


CARACAS. La oposición venezolana no quiere que el diálogo con representantes del Gobierno se realice en República Dominicana.
El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Henry Ramos Allup, aseguró este sábado que el presidente dominicano, Danilo Medina, estuvo tratando de “cuadrar rombos” a “favor del Gobierno” venezolano.
Por tal motivo, entiende que el diálogo debe darse en la Organización de Estados Americanos (Washington), en la Conferencia Episcopal de Venezuela o en Panamá.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó el pasado miércoles que su homólogo dominicano le reiteró que su país está a la orden para que se realicen los “diálogos exploratorios” con la oposición venezolana.
Ayer el exjefe de Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los promotores del diálogo en Venezuela junto al expresidente dominicano Leonel Fernández, regresó al país caribeño y aseguró que estaban dadas las condiciones para que se produzca un diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición y que podrían reunirse a partir del próximo martes 12 de julio
Ramos Allup informó que la alianza que representa está dispuesta a dialogar con “quien sea” para salvar a su país siempre que se respeten las condiciones que fueron presentadas el jueves.
“Si nosotros en la mesa tenemos que sentarnos a hablar con Mandiga, con la Sayona, con Lucifer, con quien sea para salvar a este país (...) vamos a hablar con quien sea, porque este es un objetivo de vida, salvar a Venezuela por encima de cualquier cosa”, dijo Ramos Allup desde un acto en la plaza Brión de Chacaíto, en Caracas.
Hoy Ramos Allup recordó que para sentarse a dialogar con el Gobierno venezolano primero se deben cumplir las condiciones que presentaron los partidos opositores reunidos en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) porque ninguna de las mismas es “transable”.
“Nosotros estamos defendiendo derechos constitucionales, no es transable el referéndum revocatorio este año, no es transable las elecciones de gobernadores, no es transable la situación de nuestros presos y exiliados, no es transable la crisis humanitaria, no es transable el respeto a la soberanía popular”, afirmó.
“Y si no les gusta pues no nos sentamos (a dialogar)”, añadió el parlamentario.
El líder opositor emitió esta declaración asegurando que “el mundo” quiere que en el país caribeño haya diálogo.
De su lado, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, expresó que el diálogo debe darse en Venezuela, porque no cree en la diplomacia secreta y recordó que la comisión de mediación debe ampliarse porque “lo importante” es que se “proporcione confianza”.
“Los derechos contemplados en la Carta Magna no se negocian ni se chismean, sino que se ejercen; los negociadores dicen que están interesados en promover la salida política y pacífica a esta crisis, pues esa salida es electoral (...) Esa es la posición consensuada, acordada que tiene la Unidad Democrática”, aseveró Torrealba.