Por tradición: Vaca madre del toro que mató a torero será enviada al matadero


El torero Víctor Barrio falleció este sábado en la plaza de toros de Teruel, en la ciudad de Aragón, España, tras recibir una fuerte cornada por el tercer toro de la tarde. La tauromaquia sigue recibiendo cada vez críticas y se suman detractores en todo el mundo que piden que esta tradición violenta contra los animales se acabe.

Tras la fuerte cornada, el torero fue trasladado a la enfermería y el cuerpo médico no pudo hacer nada para salvar su vida, según anunciaron fuentes municipales de la ciudad a distintos medios. La muerte de Barrio ha causado la suspensión del festejo taurino “La Feria del Ángel” en Teruel. Según relató el diario español El País, la tradición dicta que si un torero fallece en el ruedo, la madre del toro que cause la muerte deberá ser enviada al matadero. El toro “Lorenzo” también será sacrificado. En el siglo XX, un total de 134 personas -33 de ellos matadores- murieron enfrentados a toros en España. Además del torero de 29 años, este sábado también falleció un hombre al ser embestido por un toro durante un encierro en Pedreguer, Valencia.

Todo el país conmovido por el torero

Desde la comunidad taurina profesional, aficionados en todo el país y hasta el mismísimo Presidente Mariano Rajoy han expresado su dolor por la muerte de Barrio. “Apenados y muy afectados. Descanse en paz, Víctor Barrio. Todos los que formamos este equipo mandamos nuestro pésame a familiares y amigos”, fue el mensaje oficial de la plaza Las Ventas en Madrid, ruedo donde Barrio comenzó su carrera en 2012.

Es usual que los toreros empiecen desde muy jóvenes, incluso siendo niños, pero Barrio había comenzado tarde su carrera en la tauromaquia. A pesar de ellos había alcanzado varios logros, incluyendo el de mejor novillero de Santander y de Bilbao.

Caídas en la asistencia a los toros

Cerca de unos 2.000 espectáculos taurinos se realizan cada año en España, pero es cada vez menos la asistencia de público a estas corridas y cada vez más las voces que se unen para denunciar esta tradición como bárbara y que violenta los derechos de los animales. En 2010 Cataluña e Islas Canarias prohibieron la realización de cualquier show taurino con o sin sacrificio de animales.
Para los detractores, se trata de una tradición insostenible e inaceptable en una sociedad moderna, pero sus seguidores -incluyendo al mandatario Rajoy o artistas internacionales como Enrique Bunbury y Andrés Calamaro- la defienden como un supuesto arte que forma parte de la historia española.
Noticias relacionadas