Aduanas impondrá un impuesto a cajas con comida y ropas usadas que envían los dominicanos residentes en el exterior a familiares


La Dirección General de Aduanas anunció que impondrá un impuesto a las cajas con comida y ropas usadas que envían los dominicanos residentes en el exterior a sus familiares en el país.
Aquí hay dos errores. Primero, crear o colocar impuestos es una facultad exclusiva del Congreso y, segundo, coger piedra para los más chiquitos no es justo.
De lo que las autoridades deberían ocuparse es de controlar a los funcionarios, entiéndase algunos colectores, que se erigen en caciques en los puertos de entrada y salida, implementando la ley de la vista gorda.
Constituye una injusticia mayúscula impedir que la diáspora, que aporta más de US$5,000 millones en remesas sin necesidad de subsidio, como sí se aplican a otros sectores, no pueda enviar una caja de comida o ropa a sus familiares en el país.
¿Quién estaría detrás de semejante idea? Estamos seguros de que el director de Aduanas mirará la razón antes que los intereses.
eldinero.com