La élite haitiana no quiere Haití reciba ayuda dominicana




SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Como una "invasión" de alimentos dominicanos, que podría hacer que Haití dependa en el plano alimentario de la República Dominicana, ha calificado el viernes un influyente sector de ese país la ayuda que está enviando el país dominicano a los millares de familias damnificadas por el huracán Mathew.
Este viernes el Colectivo 4 de Diciembre, grupos haitiano integrado por "intelectuales", exdiplomáticos, políticos y empresarios, ha lanzado una alerta contra la solidaridad de la República Dominicana para ayudar a los haitianos damnificados, afirmando que los alimentos donados podrían ser de mala calidad.
El Colectivo 4 de Diciembre rechaza la ayuda alimentaria y de materiales para la construcción y reconstrucción de viviendas de los dominicanos alegando que es enviada “aprovechando la situación para deshacerse de sus productos, buenos o malos”.
Incluso el diario haitiano Le Nouvelliste ha dado la voz de alarmas advirtiendo que “Soldados dominicanos desplazados sobre suelo haitiano”, por la presencia de militares dominicanos en Haití como parte del convoy de ayuda humanitaria enviada a su país.
El canciller haitiano, Pierrot Délienne, ha negado la presencia de tropas dominicanas en Haití, y afirmado que la ayuda se hace en el marco de las disposiciones diplomáticas.
“Las autoridades deben tomar con pinzas la ayuda dominicana, para evitar que aumente la dependencia de nuestro país en el plano alimentario”, ha advertido el coordinador del grupo Colectivo 4 de Diciembre, Jean Robert Argant, citado por la Agencia Haitiana de Prensa (AHP), según recoge esta sábado el Listín Diario en un trabajo especial firmado por su periodista, Javier Valdivia.
El dirigente haitiano cuestionó la actitud del Gobierno haitiano frente a la prohibición de importación de 23 rubros dominicanos, dispuesta por la administración de entonces, encabezada por Michel Martelly, el 1 de octubre del 2015, para, supuestamente, impedir el contrabando y cobrar más impuestos.

Esos productos solo podrían ingresar a territorio haitiano vía marítima y por tierra por las aduanas.
Jean Robert Argant alerta para que Haití no sea dependiente en el plano alimentario de los dominicanos, cuando la mayoría de los productos que consumen los haitianos son dominicanos, sus compatriotas trabajan libremente en la República Dominicana, se curan en hospitales dominicanos y cruzan la "frontera", ida y vuelta diariamente, porque en su país no hay modo de vida decente